QR de cerveradepieuerga.eu

Noticias

07/11/2010
Dos vidas paralelas en torno a una cámara
Cristina García Rodero recibe el I Premio de Fotografía Piedad Isla, coincidiendo con el primer aniversario de la muerte de la cerverana
Fuente: elnortedecastilla.es pilar rojo

Piedad Isla nació en Cervera de Pisuerga y Cristina García Rodero, en Ciudad Real. Pero ambas estaban unidas por un mismo fin: mostrar a través del objetivo de una cámara fotográfica la realidad social, las costumbres y tradiciones y los rostros de la época en que vivieron. La prestigiosa fotógrafa, que ha sido testigo privilegiado del devenir histórico de varias décadas, recibió ayer en Palencia el Premio de Fotografía Piedad Isla, un galardón convocado por la Diputación Provincial de Palencia con el que ayer se rendía homenaje a la artista cerverana, coincidiendo con el primer aniversario de su fallecimiento. «Este no es un acto más de la Diputación, es un homenaje a una mujer amable, entrañable, una historiadora gráfica de la provincia. En mi opinión, la decisión de concederse a Cristina García Rodero ha sido acertada, porque son dos vidas paralelas, dos mujeres que han realizado un trabajo antropológico, con una actitud especial para retratar», indicó el presidente de la Diputación, Enrique Martín, durante la entrega del premio, dotado con 6.000 euros.

El homenaje a Piedad Isla comenzó con la proyección de un documental que alternaba algunas de las fotografías más emblemáticas del legado de Isla con retazos de entrevistas en las que la fotógrafa ponía cara y alma a lo que fue su vida profesional como testigo privilegiado de la historia de la Montaña Palentina. En la película, Piedad Isla confiesa que lo más importante de su vida se basó en ser una buena persona, recordó cómo su primer trabajo en una fiesta de San Isidro terminó en vergüenza al no haber enganchado bien el carrete y confesó que, en una foto, esa visión personal del ojo que se sitúa tras el objetivo es mucho más importante que cualquier cuestión técnica.

También el acto incluyó un pequeño documental de Cristina García Rodero, con algunas de sus imágenes más emblemáticas. El orgullo confesado por la premiada desveló la vinculación permanente que hubo en sus vidas. «Tenemos mucho en común, la pasión por la fotografía, el amor por lo que fotografiamos...», confesó Cristina García Rodero. «Además está el valor artístico y documental de sus obras. Las dos son admirables, perseverantes, audaces y trabajadores. Estaban unidas por la fotografía, y ahora, tras recibir este premio, también Piedad Isla y Cristina García Rodero están unidas por el nombre de Palencia», agregó Enrique Martín.

volver

Galería fotográfica