QR de cerveradepieuerga.eu

Noticias

27/07/2009
La fotografía que emite latidos y silencios
Piedad Isla expone a sus 82 años en Palencia estampas rurales que recogen procesiones, bodas, bautizos y entierros
Fuente: J.B.I. / Ical / Palencia- La Crónica de León


Se llama Piedad Isla, tiene 82 años de prodigiosa memoria viva y ha plasmado en su retina millones de imágenes desde su localidad natal de Cervera de Pisuerga. El Centro Cultural Provincial de Palencia acoge hasta el 6 se septiembre una muestra de 74 fotografías de la Montaña Palentina realizadas hace más de medio siglo, donde las vivencias de la comarca se reflejan cinceladas con el particular sello de la cercanía de Isla para con sus convecinos. Todos ellos, montañeses curtidos a golpe de aislamiento, han formado parte intrínseca de su brillante trayectoria profesional.
La exposición retrospectiva es el colofón a la propuesta del presidente de la Diputación, Enrique Martín, para que Piedad reciba la Medalla de Oro de la Provincia, cuyo expediente de concesión ya se ha iniciado. ‘Entre latidos y silencios’ es el título elegido para mostrar desde su objetivo ocular cómo son los paisajes montañeses, el retrato de sus gentes, los oficios más tradicionales e incluso perdidos, estampas de los hogares rurales, la venta ambulante y una pléyade de procesiones, bodas, bautizos y entierros.
“Quiero que esta exposición ayude a conocer y amar a la Montaña”, dice la autora, querida en su comarca y la provincia, donde fue pionera en el oficio y hasta en desplazarse en una moto Vespa, ataviada con pantalones, algo impensable en una mujer del entorno rural. Más de 1.000 personas han visto ya en apenas 14 días las imágenes que tanto cariño acuñó durante décadas cámara al hombro. Las 74 instantáneas han sido elegidas entre más de un millar. Isla, sin embargo, no ha sido partícipe de la elección, puesto que “mi mirada ya no es imparcial. Hay fotos que yo no hubiese seleccionado y otras que echo en falta”, asegura.
Todas ellas reflejan situaciones sociales de los años 50 y 60 en el mundo rural del norte de la provincia de Palencia, “pero cada una de ellas es una historia diferente”. A juicio de Isla la imagen es “un medio de comunicación, la mejor forma para expresar lo que siento” y éstos son precisamente los sentimientos que se plasman en cada una de las fotografías que componen la exposición. Son fotos cargadas de vida, que reflejan situaciones cotidianas de la gente de la época, en las que predominan las personas “por encima de cualquier cosa”.
Infancia dura
Piedad Isla sufrió a los 15 años la repentina muerte de su padre y abandonó tempranamente los estudios para comenzar a trabajar en una tienda de ultramarinos. En los difíciles años de la posguerra, el pequeño sueldo de esta emprendedora mujer era casi el único sustento del hogar y en 1950 un fotógrafo amigo de la familia la propone a Piedad estudiar el oficio en su estudio, instalado en Oviedo.
Antes ya se había familiarizado con la fotografía junto a su grupo de amigas alquilando todos los domingos una cámara para entretenerse. Así nació su afición al mundo gráfico. Pocos años después montó un pequeño estudio y laboratorio fotográfico y como la puesta en marcha era extremadamente costosa necesitó de un crédito inicial que solicitó a la casa Kodak en Madrid, comprando su primera cámara de segunda mano. Su trayectoria profesional se ha extendido desde 1953 al 1992, año de su jubilación.
Su trabajo como fotógrafa de la zona Norte de Palencia le ha permitido el contacto directo en los años cincuenta y sesenta con formas de vida hoy desaparecidas, muy presentes en la muestra que recoge su trabajo dilatado. El esfuerzo recopilatorio ha dado paso al Museo Etnográfico que abrió en Cervera en 1980, dedicado a la investigación, recuperación, preservación y conservación de la cultura, tradición, formas de vida y costumbres populares.
Desde su inauguración ha recibido más de 250.000 visitas y es un modelo de otros proyectos similares surgidos después y pertenecientes a la Red de Museos de Castilla y León. Expone al visitante más de 1.300 objetos, entre herramientas, instrumentos musicales, documentos, monedas, vestidos y aperos de labranza. La Casa Museo de Cervera de Pisuerga alberga más de 1.300 piezas antiguas, además de un archivo fotográfico con más de 130.000 fotografías -de un total de 250.000 negativos- que va digitalizando para dejar constancia de sus más de cuarenta años de trayectoria artística con imágenes para el recuerdo de la comarca montañesa.
Labor social
Junto con el museo Piedad ha querido transmitir a la sociedad unos valores que permitieran a ésta implicarse en la tarea de la recuperación de su memoria colectiva, a través de la fundación que lleva su nombre y el de su marido Juan Torres. Esta institución cumple el objetivo asistencial colaborando con una zona empobrecida de Perú en la que un grupo de sacerdotes de la comarca trabaja ayudando a sobrevivir a los nativos. Para ello, se ha creado un Centro de Prevención de Enfermedades y Rehabilitación instalado en la ribera del río Elchina, en la región de Piura, cercano a la ciudad de Sullana.

volver